12.12.10

Inútil

Nada lo complace.
Ni un día soleado, ni la noche estrellada, ni la canción más hermosa del mundo, ni la mujer que lo ha amado durante ya muchos años.
Se sienta en la acera, solo, como esperando el milagro que lo sacaría de este estado insoportable en que se encuentra. Ése, de ser solo una escoria humana, otra más en el mundo, cómo si lo que le faltara a este pobre planeta fuera un pesimista más.
Para él todo es negro, vacío, sin sentido.
Nada le gusta.
No vive la vida, compite contra ella. con una desesperanza tan intensa que ni siquiera provoca lástima.
Nada que hacer.
Nada que hacer.
Nada que hacer.
Nada,

Un revólver...
Tres frascos de pastillas...
Una soga...


A h o r a t o d o e s r e a l m e n t e i n ú t i l


Para B.

1 comentario:

Damalis dijo...

Ojala no existan más pesimistas en el mundo porque hayan encontrado una razón, por más minima que sea, para vivir.Saludos.