18.6.10

Azul volvió a llorar,
se abrieron las heridas que creía ya cerradas...

Estar sola ahora es su refugio,
se siente mejor cuando huye a la intimidad de su espacio;
pero allí volvió a llorar
y hacía mucho que no lloraba.
Parece que la oscuridad la acorrala...

4 comentarios:

WHO dijo...

La oscuridad le servirá para meditar lo vivido y sentido en la luz, no la acorrala, matiza sus ideas y deseos.
Un beso señorita ausente, Who.

no me compares, dijo...

Te entiendo tanto.
Cmo si la oscuridad te siguiera,y nunca te dejara en paz,creyendo q todo termina y cuando menos lo esperas empeiza otra vez.

Marta dijo...

esta entrada me gusta bastante me recuerda a cuando ves todo cuestaarriva...
acabo de descubrir el blog, me encanta!! un beso :)
si quieres pasate x mi blog y dime q te parece

tecla dijo...

No dejes que la oscuridad te acorrale Azul.
Quédate en compañía de ti misma y disfruta de tu propia presencia.
No encontrarás otra presencia mejor que la tuya.
Y la Vida es un goce.
Gózala.
Porque no tendrás otra oportunidad, ni otra vida.